Bienvenid@ a este blog en el que l@s alumn@s del Institut Ramon Casas i Carbó explicamos nuestra experiencia sobre la figura y la poesía Miguel Hernández a raíz de la participación en el programa RUTAS LITERARIAS 2011 del MEC. Compartimos la aventura -un itinerario por la Comunidad Autónoma de Murcia del 22 al 28 de marzo- con el IES "Josefina de la Torre" de Vecindario (Gran Canaria). Abre tu alma a las palabras de este gran poeta, "que tenemos que hablar de muchas cosas, compañero del alma, compañero".

domingo, 3 de abril de 2011

27 de marzo: ALICANTE

El último día fue tan intenso como los demás. La charla de José Luis Ferris, uno de los especialistas a nivel mundial en la vida y obra del poeta, fue de las más interesantes, tanto por lo que explicó como por su manera de hacerlo. De manera amena y rigurosa fue desmontando uno a uno los tópicos erróneos que han circulado sobre Miguel Hernández, y nos deleitó recitando algunos poemas, como la "Elegía". La verdad es que nos quedamos con la boca abierta ante tanta sabiduría.
video
Nuestro compañero, Víctor Fuster, comentó a este experto que, según recuerdos de su abuela, su bisabuelo había compartido cárcel con el poeta durante la Guerra Civil, aunque no tenía muy claro en cuál exactamente; José Luis se mostró muy interesado en investigar esta coincidencia y tomó los datos necesarios para hacerlo. Nos dirigimos finalmente al cementerio de Alicante donde reposa el poeta y acabamos las actividades propiamente literarias con una última dramatización del actor que se nos había ido “apareciendo” durante la ruta. 
video
Allí coincidimos con grupos de gente diversa que se habían acercado a rendir su homenaje a Miguel Hernández, entre ellos, algunos herederos del poeta. Y así acabó nuestra aventura, al pie de la tumba del poeta del pueblo, el que "llegó con tres heridas: la del amor, la de muerte, la de la vida". ¡Larga vida a la poesía de Miguel!
Para acabar, y por ser el último día, tuvimos una ración extra de actividades “lúdicas”: una visita a un centro comercial después de comer y una salida nocturna a una discoteca donde nos despedimos con una pequeña fiesta en la que cada uno se divirtió a su aire. 

1 comentario:

Anónimo dijo...

Aiii,esta parte es mas triste de todas, allí nos hemos despedido de Miguel Hernández - el gran poeta que se lo merecía una vida mejor. :(